¿El transporte público en la ciudad capital es realmente accesible? Trasladarse de un lugar a otro en Quito se ha convertido en un verdadero desafío para quienes poseen discapacidad física, auditiva o visual debido a la falta de adaptaciones en los buses que faciliten el acceso al transporte. Si bien es cierto el Municipio ha efectuado ciertas medidas como la implementación de rampas en los autobuses articulados (Trole, Ecovía y Metro) y el sistema integrado de transporte público (Corredor Occidental); así como el espacio para silla de ruedas dentro de los vehículos. Aún hay mucho camino que recorrer para que existan y se incluyan características verdaderamente inclusivas que faciliten el traslado dentro de la gran ciudad.

 Falta de funcionalidad en las rampas de los autobuses articulados

Si se analiza el transporte antes mencionado, se puede cuestionar: ¿Dónde quedan las adaptaciones que requiere una persona con dificultades sensoriales? Para las personas con discapacidad visual es sumamente complicado trasladarse y no sólo por las limitantes en la infraestructura física sino también por la pésima actitud de los conductores, controladores y de la sociedad en general, que aún no está preparada para tratarlos con respeto.

¡Suba rápido! Es lo que tiene que escuchar frecuentemente Daysi quien no puede ver y requiere trasladarse hacia su trabajo. A diario, se expone al mal trato, la falta de ayuda para subir, ubicarse en los asientos y bajar del bus. Debe subir como pueda, con exposición a caerse y con la incertidumbre de saber si el lugar en que la dejan es el correcto.

El poder movilizarse libremente en autobuses públicos es un derecho, por lo que todos los involucrados deben considerarlo como un principio fundamental. Para que una persona con discapacidad tenga plena movilidad para desplazarse independientemente a donde desee, se deben implementar las modificaciones necesarias que ayuden a eliminar los obstáculos físicos y actitudinales que deben enfrentar y de esta manera garantizar el uso y disfrute del servicio de transporte de forma autónoma.

El cuidar minuciosamente cada detalle que facilite el acceso permite ofrecer un servicio de calidad reflejado en la rapidez, frecuencia y comodidad. Se debe impulsar un entono amigable, accesible y seguro; y aplicarlo en toda la cadena de transportación desde los sistemas de información y señalización hasta las paradas y vehículos.

Cada discapacidad es un mundo diferente por lo que es necesario adoptar medidas oportunas que se adecuen a las necesidades específicas. Para que el transporte se considere realmente accesible y funcional, este debe satisfacer todos los requerimientos de las distintas discapacidades.

Tener un transporte cien por ciento accesible en Quito todavía es un sueño, sin embargo, hay ciertas medidas que se pueden incluir progresivamente como la implementación de rampas o plataformas elevadoras que faciliten de manera oportuna el embarque, adoptar sistemas de comunicación en lengua señas, sistema braille para la utilización de los timbres de aviso, dispositivos que permitan la información de paradas, indicadores luminosos y acústicos en puertas, por nombrar algunos.

Se debe garantizar un servicio de transporte accesible a cualquier persona, tenga o no discapacidad, cabe destacar que las modificaciones expuestas benefician a todos los ciudadanos, incluyendo a personas de la tercera edad, mujeres embarazadas o con niños pequeños, personas con amputaciones o miembros inmovilizados, personas que por accidente o enfermedad tienen ciertas limitaciones. Es la propia sociedad la que requiere estas mejoras.

Separador AUTOR EN BLOG REDTAEC


¿Quién escribió el post?


 Anabely Poveda

Anabely Poveda

Área de Talento Humano y Finanzas

Profesional especializada en la Administración de empresas turísticas y hoteleras. Interesada en la planificación y ejecución de proyectos estratégicos en el turismo. Autora del “Estudio de la música y Danza autóctonas como alternativa de promoción turística de Imbabura”. Es una persona positiva y emprendedora, responsable y comprometida con su trabajo. Colaboradora, empática y solidaria.

Pin It on Pinterest